jueves, 21 de mayo de 2015

Y terminamos con Candaules

Por fin. El texto se nos ha hecho largo, demasiado. Para próximas ocasiones he de procurar reducir dificultad.
Nos faltaba el final de la historia pues los papeles que repartimos no llegaban al desenlace así que hemos discutido sobre las posibilidades de futuro: si se casaban, si lo mataban, si lo desterraban, si le castigaban a andar desnudo por la ciudad... La imaginación ha proporcionado algún final sorprendente. Hemos discutido en griego sobre ello y después hemos leído el final que da Heródoto.
Me ha gustado que se sorprendan de que esta anécdota forme parte de la obra de un historiador, me alegra que vean el griego como una lengua que no solo habla de guerras (ya llegará Jenofonte en Griego II para darnos ese disgusto). Y sobre todo, me ha gustado que puedan expresarse en griego y que intenten buscar otras formas de decir las cosas cuando no se acuerdan de una palabra. Aunque para eso no todos tienen la misma gracia.
Dejo la lectura que una alumna ha subido ya al canal de audios del curso: